No quiero hacerme la prueba del azúcar en el embarazo

Las que me seguís de hace tiempo, ya sabréis que con el embarazo de Martí me hice el test de O’Sullivan a las 24 semanas y cinco días. Pero esta vez no quiero hacerme la prueba del azúcar. También conocida como la prueba de la glucosa, o la curva corta, tiene un límite de 140 mg/dl, que sobrepasé. Me dio positivo, con un valor de 150 mg/dl. Así que me tocó hacerme la curva larga de glucosa, para que saliera bien finalmente y se descartara una diabetes gestacional.

La verdad es que el chute de glucosa es tan alto que por eso a muchas embarazadas nos salen los resultados alterados. Y después del segundo cribado con la Sobrecarga Oral de Glucosa (SOG) de tres horas, salen unos resultados normales. Esto lo hacen para que no se les “escape” ningún caso de diabetes gestacional, porque la primera prueba no es diagnóstica, pero la segunda sí.

Por eso esta vez no quiero hacerme la prueba del azúcar, porque no mide mis niveles reales. Quiero medir realmente si mis niveles de azúcar en sangre son indicativos de una diabetes gestacional, o no.

No quiero hacerme la prueba del azúcar en el embarazo

¿Por qué no quiero hacerme la prueba del azúcar?

En España se realiza la prueba del azúcar por protocolo a todas las mujeres embarazadas, algún factor de riesgo o no. Si el hospital, o incluso el sanitario, no están actualizados, nos recomendarán ir en ayunas. Esto me pasó la vez anterior, pero esta vez mi ginecóloga me dijo que podía desayunar como lo hago de manera habitual.

Estos factores de riesgo que os comentaba son:

  • Obesidad de la gestante (IMC >30).
  • De edad igual o superior a 35 años.
  • Con hijos previos cuyo peso al nacer excediera los 4,5 kg.
  • Algún familiar de 1er grado con diabetes.
  • País de procedencia con prevalencia de diabetes. 

Mi IMC es de 19, tengo 30 años, mi hijo nació con 4.095gr, y no tengo ningún familiar de primer grado con diabetes (padres o hijos). Sin embargo, España es un país considerado de prevalencia alta de diabetes… Por lo tanto, ya veis, por mis antecedentes no tengo ningún riesgo a padecer diabetes gestacional, pero entiendo que debe mirarse para descartarlo.

Sin embargo, podemos negarnos a realizar esta prueba, si tomamos esta decisión de manera informada, y estamos sanas y sin factores de riesgo. Yo me he negado, pero he pedido una alternativa, porque la diabetes gestacional es suficientemente importante como para detectarla.

Pero creo que, una ingesta de 50g de glucosa (lo que equivale a 10 terrones de azúcar en menos de un vaso de agua) es muy invasivo para nuestro cuerpo. Y en caso de tener diabetes gestacional, también puede ser perjudicial para nuestro bebé.

Alternativas a la prueba del azúcar

Aunque desde los hospitales no suelen informarnos de esto, la curva corta no es obligatoria (de hecho, ninguna prueba pueden hacérnosla sin nuestro consentimiento), y además hay alternativas a ella:

  • Tomar un buen desayuno. Esto se hace en otros países (¿podríamos decir, quizás, un poco más desarrollados?), como por ejemplo en Argentina.
  • Medir los niveles de glucosa con un glucómetro. Esta es la alternativa a la curva corta que yo pedí, y que voy a realizar. Tengo un glucómetro en casa por una prueba que tuvo que hacerse mi marido, así que lo voy a aprovechar.

En Austria, por ejemplo, esta prueba sólo la realizan a mujeres embarazadas que tienen algún factor de riesgo.

Medir el azúcar en sangre con un glucómetro en el embarazo

Si vomitamos la glucosa nada más ingerirla, o antes de que finalice la hora, esta es una buena alternativa. También en caso de náuseas o mareos, ya que tolerar tal sobrecarga de glucosa es difícil. En ocasiones el médico nos dejará un glucómetro para que, desde la tranquilidad de nuestro hogar, podamos ver y anotar nuestros niveles de azúcar en sangre.

Las pautas de mi gine han sido medir el azúcar antes y después de cada comida principal (desayuno, comida y cena) durante una semana. Los resultados debo anotarlos y pedir cita con el endocrino para su revisión, y descartar o diagnosticar la diabetes gestacional.

No es que quiera despreocuparme de todo en el embarazo, y no hacerme pruebas o ir de lista y hacer lo que quiero. No. Se trata de informarme, de vivir el embarazo como el proceso fisiológico que es. Sin sentirme una enferma, y sin el agobio de estar pasando una prueba tras otra.

Si somos varias, y cada vez más, las que nos negamos a hacernos esta prueba, las que buscamos y pedimos alternativas, quizás se planteen un cambio en los protocolos. Pero si no luchamos, que es lo fácil, seguiremos igual.

Deja un comentario

La Responsable de los datos de carácter personal que proporciones rellenando el comentario: Meritxell Contero, siendo la Finalidad; la recogida y tratamiento de los datos personales que te solicito es para gestionar la solicitud que realizas en este comentario. La Legitimación; es gracias a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en mi plataforma de email marketing Mailerlite. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso, Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en contacto@tuspatucosymistacones.com. Para más información consulta mi política de privacidad.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies